La Duda


10568805_10203356004676687_1690368684125858747_nEs buen punto a reflexionar, por lo general va aunado la duda con la culpa, algunos libros y escritores así como pensadores y filósofos cuando hablan de la la duda dicen que es hermana gemela de la culpa, por que es una manifestación retrospectiva del efecto espejo del juicio de valor sobre sí mismo, no tanto de los demás .

Nos acostumbramos tanto a través de los años a buscar quien es el culpable de nuestras desavenencias y tan solo lo tenemos alcance de un aliento.

En proceso de Desintegración que vivimos con el Tiempo, las Circunstancias y el Caos envolvente de nuestras Emociones Descontroladas turban nuestra Mente y la de Toma de Decisiones, con la que hacemos que se confunda nuestro Sentido de Ubicación Espacial, dudando de nosotros mismos, no es que dudemos de los demás, de quien estamos haciéndolo primero es de nosotros.

Este es el primero paso de desintegración y des ordenante del Ser Humano en ese proceso sutil del Sentir que nos permite adaptarnos a todas las circunstancias, para sobre llevar el diario vivir. El cual hace que todo Ser Cree  formas de Sobreviviencia ante tal contingencia, ya turba su emoción que es activador de su conducta y actitud preponderante en carácter y personalidad que se vera reflejado en su Estado de Conciencia.

La Duda puede proyectarse en los campos de la Decisión y la Acción, o afectar únicamente a la Creencia, a la Fe o a la Validez de un conocimiento. Si le antecede una “Verdad” convencionalmente aceptada, la duda implica inseguridad en la Validez de ésta. Por lo tanto nos conduce a un juicio insano y perdida del sentido común, con el cual día a día nos hace caer en la amargura y luego a la soledad e incomprensión; ya que pensamos que las cosas no son como parecen se,r o no se ajusta al ideal generado por el criterio des ordenante de la duda misma, eso hace que nos separemos de la fuente directa de la sabiduría, arrojándonos a una caída sin fin, que conduce solamente al juicio banal para saciar el ideal o percepción inequívoca turbada por las emociones des ordenantes que congelan y codifican ese instante o circunstancia  en nuestro sentir y es almacenado en inconsciente; cuando persiste se sube al subconsciente como un patrón a seguir.

De esta manera nos pone en la ante sala de segundo paso de desintegración del ser Humano, que es la renuncia inconsciente a la divinidad, ya que de la enagención pasamos a la desagenación de todo nuestro ser real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: